Del tiempo ser, al ser de la noticia


Busco noticias sobre mi vuelo destino Berlín, ¿Dónde he de ir?, ¿A quién he de preguntar?, quizá al señor de al lado porque el aeropuerto de Barajas es un auténtico caos, donde preguntas una cosa y te contestan con otra totalmente distinta o simplemente dejan tu maleta en la terminal uno que corresponde a la de vuelos nacionales y a ti en la terminal dos de vuelos internacionales. Normal que luego digan que hay construido un almacén para maletas extraviadas, si de donde no hay no se puede sacar…, pero a lo que íbamos ¿qué pasa con la respuesta a mi pregunta sobre mi vuelo a Berlín?, como pasa con casi todas las buenas noticias, las respuestas sobran porque ni siquiera hay y el “don de la paciencia” es en muchas ocasiones la mejor respuesta. Después de dos horas y media, la pantalla donde pone la hora de vuelo deja de poner “retraso”. La verdad que si me faltara el sentido de la vista, la noticia sobre la salida nunca la habría averiguado por méritos propios, menos mal que el ser humano es un ser social por naturaleza y goza de capacidad para transmitir buenas noticias sobre todos los temas y más sobre este de vital importancia para mi, por supuesto, porque después de tantas noches sin dormir por leer libros, “navegar” por Internet y ver películas sobre Berlín, no me iba a quedar ahora en tierra española.

Sin embargo, nada más aterrizar me di cuenta de que debí dormir más, porque qué es un libro, una película, más que la ilusión de quién lo realiza, esa ilusión se encuentra en un espacio y en un tiempo determinado. Con esto quiero decir, que para crear una buena noticia hay que estar en el lugar de los hechos, no sólo vale con la herramienta mágica de nuestros días, Internet, hay que utilizar las herramientas inherentes que posee el hombre que son los cinco sentidos, más el sexto, el de la paciencia, está claro.

Cuando buscas una noticia en tu ámbito cotidiano te das cuenta que has de poseer mucha imaginación si quieres crear algo que valga realmente la pena, sin embargo, lejos de tu habitual sitio de residencia, observas inmediatamente que no es que casi todo sea noticia es que lo es todo, si nos movemos en parámetros relacionados, claro está, con las diferencias culturales de tu país de origen con las del país en el que vas a residir, porque para lo que uno es “habitual” en su país natal para un “extranjero” puede ser un auténtico bombazo, en los dos sentidos de la palabra, y sino, díganme que opinan de la calidad de vida de Polonia que con 40 slotis, que equivale a 1 Euro comes, con otros 40 slotis bebes y con 20 slotis que equivalen a 50 céntimos vas a hacer tus necesidades, o fíjense en el metro de Berlín, un montón de gente de distintas nacionalidades; alemanes, turcos, indios, españoles, chinos, japoneses y por supuesto también españoles, que sino están leyendo el periódico, están leyendo un libro que suele corresponder con la lengua opuesta materna o sino, observan sin decir ni pío las noticias en las pantallas de televisión colocadas a unos pocos metros las unas de las otras. Y para decir más, hablar de una de las ciudades supuestamente más bonitas de Europa central, Praga, con su casco urbano o centro “fabricado” literalmente para el turismo y con una periferia que sino la calificamos como “barrio proletario” es que no hay palabra inventada para separar una parte rica y cara de otra pobre y barata.

Y otro centro de turismo que no tiene que ver nada con la belleza, más bien, que tiene que ver con el horror y con la desgraciada visión de la naturaleza del hombre, o con un cuadro expresionista alemán que nos representa de forma grotesca la pura realidad vivida en aquel momento, sabéis de lo que hablo verdad, de La vida es Bella, de El Pianista, de La lista de Schidler, no puede ser más que los campos de Concentración de Auschwitz, donde en la entrada principal a Auschwitz 1 pone en alemán “Arbeit macht frei”, la traducción en español da igual de pena, “trabajar te hace libre”, pues supongo que te hará libre en otra vida, si es que la hay, porque trabajar para cavar tu propia tumba es algo que se escapa de toda ley natural y social.


Fíjense que de noticias en tan poco tiempo y de todas ellas puedes sacar hasta una moraleja como se decía en antaño, pero esta claro que nosotros hemos entrado ya en la autopista del progreso y muchas de las noticias que valen la pena son rechazadas, porque los caminos originales para crearlas (sobre todo viajar al lugar de los hechos y para eso uno necesita tiempo, claro esta) quedan reducidos a una única inmensa calle llamada pasividad.

 

 

Anuncios
Categorías: Tiempo | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: