El agua, el tiempo y el hombre


Los ríos mantienen su caudal, unas veces sube y en otras ocasiones esta bajo mínimos. Así, de modo paralelo fluye la vida del hombre. Sin embargo, no siempre lo que llevamos o dejamos atrás es la misma materia; no es agua, ni tierra, ni mar, ni fuego, ni aire; es un conjunto incontable de elementos que tanto nos dicen y que tan poco nos muestran de nuestro propio caudal de la vida que se desborda en momentos y que tanto ansía recuperar su calma, porque las aguas turbulentas o demasiado silenciosas no dicen nada de la naturaleza que no deja de ser el medio en el que se juntan el hombre y su río, el de la vida que va a parar a las aguas más recónditas y jamás exploradas por más que por uno mismo y los que le hacen a uno mismo.

cascada.jpg

Aquellos que riegan la flor y que florecen junto a él, ese es el verdadero jardín, el que anhela ser eterno en el tiempo y que busca perpetuarse en el río, porque los ríos no se agotan y tarde o temprano se fusionan con el mar. Al igual que el hombre y su río.

Anuncios
Categorías: Espacio, Tiempo | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: