En el principio de los tiempos, cuando el mar se hizo mar a través del tiempo


roca_del_barco1.jpg

El ancho mar o el estrecho mar. Qué he de decir. Es ancho como lo que se prolonga nuestra vida y es profundo como el interior de nuestros pensamientos. Pensar y sentir. Pensar como el mar golpea las piedras y sentir como las rocas se deslizan hasta llegar a lo más profundo en el seno del mismo tiempo.

Una gota de agua, una sola gota que puede ser la preferida de cualquiera de nosotros, aunque haya infinitas gotas en el mar, esa es la preferida, la pensada, la sentida. Somos como gotas de agua que se resbalan por la dura roca, se retuercen con el resto de las rocas. Somos con todo en el tiempo, somos por nuestra naturaleza semejantes a las gotas porque las gotas hacen el mar y nuestra humanidad nos hace ser humanos, lo que es, es por lo que es en si y lo que le hace ser a través de un tiempo. Todo cambia , nada permanece. Excepto la forma que no se transmuta y que nos hace ser lo que somos haya donde estemos, haya en lo que pensemos y en lo que hemos sentido, sentimos y sentiremos.

 

Anuncios
Categorías: Espacio, Tiempo | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: